mundo interconectadoCon el apoyo de la Comisión Europea se está desarrollando un nuevo proyecto, que busca instalar un cable submarino de fibra óptica que unirá Europa y América Latina. Esta iniciativa acercará ambos continentes y contribuirá a impulsar la educación, la investigación y la innovación colaborativas, así como los intercambios comerciales. Las obras debiesen comenzar este año y se proyecta que el cable esté en funcionamiento a fines de 2017.

Según informaciones entregadas por la Comisión Europea, actualmente entre el 85 y el 90% del tráfico de datos entre Europa y América Latina viaja a través de cables submarinos de fibra óptica, y pasa por Estados Unidos, antes de llegar a su destino. Esto, porque el único enlace directo existente entre ambos continentes está obsoleto, y sólo se utiliza para la transmisión de voz.

Respondiendo a esta necesidad de independencia tecnológica, el proyecto BELLA (Building Europe Link to Latin America), liderado por las redes regionales GÉANT en Europa y RedCLARA en América Latina, brindará a la comunidad académica de ambos continentes una capacidad dedicada para la ciencia y educación, lo que mejorará las comunicaciones, transferencia de datos y la colaboración entre investigadores europeos y latinoamericanos.

Este ambicioso proyecto busca además, en un trabajo mancomunado con las redes académicas de cada uno de los países que participan en América Latina, conectar mediante enlaces terrestres de fibra óptica a Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Brasil para, posteriormente, desplegar el cable submarino que los unirá con Europa.

Lea la nota completa en la última edición de nuestra revista digital Red en Acción.

Más información sobre BELLA aquí.

Bella