Desde marzo comienza a operar el telescopio de tan solo 70 centímetros que promete encontrar exoplanetas en el observatorio Las Campanas, ubicado en la Región de Atacama. El instrumento fue financiado gracias a un premio obtenido por científicos chilenos y estadounidenses creando un aparato de mejor precisión que sus antecesores.

En la misma zona, funciona uno de los telescopios de HATSouth, red de instrumentos instalados en Chile, Namibia y Australia que busca candidatos a planetas en el sistema solar. Si bien ha identificado 15 de ellos, la falta de precisión llevó a la instalación de este nuevo telescopio que pudiese diferenciar con mayor precisión los reales candidatos a exoplanetas.

Andrés Jordán, académico del instituto de Astrofísica UC y Gáspár Á. Bakos, de la Universidad de Princeton, lograron instalar el telescopio luego de ganar un Fondequip (Fondo de Equipamiento Científico y Tecnológico de Conictyt).

El instrumento consta de 70 centímetros, lo suficiente para comprobar la existencia de otros planetas en la galaxia y con casi el doble de área de recolección de luz que sus similares instalados en Antofagasta.

"Todo el descubrimiento de planetas se hace con este tipo de telescopios, ya que estos tienen más área comparado con los megatelescopios que están diseñados para observar puntos muy acotados del cielo", sostuvo Andrés Jordán a El Mercurio.

El telescopio de 960 fue importado y las partes menores y electrónicas instaladas en Chile. La tarea no estuvo exenta de complicaciones debido a las características presentadas por el domo ubicado en el extremo norte del país.

"Cuando se arman telescopios siempre hay inconvenientes porque todos son distintos y únicos", señaló el académico.

En marzo el telescopio será conectado al sistema operativo que le permita funcionar de forma autodidacta y sin supervisión humana.

Se espera que el telescopio tenga unos 6 meses de marcha blanca antes de entregar resultados definitivos para fin de año.

Fuente: Emol.com