E ELTCrédito: ESO/L. Calçada

Dentro del grupo interdisciplinario destacan astrónomos e ingenieros de la Pontificia Universidad Católica y de la Universidad de Chile. La noticia se dio a conocer tras la firma de los contratos para iniciar los estudios de diseño de los nuevos instrumentos del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT).

La noticia se traduce en un paso clave para la instalación de equipos de espectrografía de alta resolución. "La instrumentación de proyectos de esta magnitud comprende muchas partes y muchos grupos de trabajo para su desarrollo. En este caso participa un consorcio internacional, en el cual Chile cumple un rol muy relevante", destacó Leonardo Vanzi, investigador que encabeza el laboratorio de Instrumentación del Centro de Astroingeniería UC (AIUC)

Para la Doctora Mónica Rubio, astrónoma del Departamento de Astronomia, FCFM de la Universidad de Chile e investigadora del Centro de Astrofísica CATA el anuncio implica también una muestra de confianza. "Esta noticia es realmente buena porque son los miembros del consorcio internacional quienes nos dan un voto de confianza a sus pares chilenos reconociendo nuestras capacidades científicas y tecnologicas para participar en la construcción de un instrumento de frontera", explica

En dicho proceso, dijo Vanzi, hubo una colaboración activa por parte de astrónomos de la Universidad de Chile, Universidad de Concepción y Universidad de Antofagasta.

"Hoy estamos pasando de ser un país anfitrión de telescopios, a uno con mayor participación en la construcción y en el desarrollo tecnológico de este campo", precisó el investigador.

La ciencia detrás de las máquinas

Un espectrógrafo es: "un instrumento que separa la luz en sus distintos componentes, eso que suena muy simple se llevará al límite de lo conocido con el E-ELT. Los astrónomos aprovecharemos esta alta tecnología para analizar objetos muy lejanos tales como galaxias y estrellas jóvenes, en mi caso estoy interesada en analizar las estrellas de edad temprana de las Nubes de Magallanes", explica la Doctora Rubio.

La otra área que se verá beneficiada con esta instrumentación será la búsqueda de planetas: "Este telescopio nos permitirá analizar los trazadores de vida en las atmósferas de los planetas, tales como: Oxígeno y Dióxido de Carbono, es decir, podremos alcanzar el momento de la historia humana en que pasaremos de descubrir planetas candidatos a albergar vida, a encontrar signos concretos de vida extra terrestre", concluye James Jenkins, astrónomo FCFM de la Universidad de Chile y experto en planetas extrasolares.

El contrato para iniciar los estudios de diseño del espectrógrafo para el E- ELT, en el que interviene el grupo de instrumentación del AIUC, fue firmado el pasado martes 22 de marzo.

Más informaciones en: http://www.eso.org/public/chile/announcements/ann16017/

Fuente: Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA)