En una ceremonia celebrada en Garching (cerca de Múnich, Alemania), el 25 de mayo de 2016, ESO firmó el contrato con el consorcio de ACe, formado por Astaldi, Cimolai, y el Grupo EIE como subcontratista seleccionado, para la construcción de la estructura y la cúpula del E-ELT (European Extremely Large Telescope, Telescopio Europeo Extremadamente Grande). Se trata del contrato más grande jamás concedido por ESO y también del más grande firmado nunca en astronomía basada en tierra. Con la firma se ha dado a conocer el diseño del E-ELT, tras lo que dará comienzo la construcción de la estructura y de la cúpula del telescopio.

E-ELTEl E-ELT (European Extremely Large Telescope), con un espejo primario de 39 metros de diámetro, será el telescopio óptico e infrarrojo cercano más grande del mundo: realmente, el ojo del mundo más grande para mirar el cielo. Se construirá en el norte de Chile, en una ubicación que ya ha sido preparada para ello.

El contrato para construir la cúpula y la estructura del telescopio fue firmado por el Director General de ESO, Tim de Zeeuw, el Presidente de Astaldi, Paolo Astaldi, y el Presidente de Cimolai, Luigi Cimolai. Para ESO fue un placer dar, además, la bienvenida a la ceremonia a la Ministra italiana de Educación, Universidades e Investigación, Stefania Giannini, a la que también asistieron el Cónsul General italiano en Múnich, Renato Cianfarani; el Presidente del Consejo de ESO, Patrick Roche; el Delegado de Italia en el Consejo de ESO, Nicolò D'Amico (quien también es Presidente de INAF); y Matteo Pardo, agregado científico en la Embajada de Italia en Berlín. También estuvieron presentes el Presidente de la EIE, Gianpietro Marchiori y otros invitados y representantes del consorcio.

El contrato incluye el diseño, fabricación, transporte, construcción, montaje in situ y verificación de la cúpula y de la estructura del telescopio. Con un valor aproximado de 400 millones de euros, es el contrato más grande jamás concedido por ESO y el más grande firmado nunca en astronomía basada en tierra.

La cúpula y la estructura del telescopio del E-ELT llevarán a la ingeniería de telescopios a nuevos territorios. El contrato incluye, no sólo la enorme cúpula giratoria de 85 metros de diámetro, con una masa total de alrededor de 5.000 toneladas, sino también la estructura del tubo y la montura del telescopio, con un total de masa en movimiento de más de 3.000 toneladas. Ambas estructuras son, sin duda, las más grandes jamás construidas para un telescopio óptico-infrarrojo y deja pequeñas a todas las existentes. La cúpula tiene casi 80 metros de altura y, en área, ocupa un espacio comparable al de un campo de fútbol.

El E-ELT está siendo construido en el Cerro Armazones, un pico de 3.000 metros situado a, aproximadamente, 20 kilómetros del observatorio Paranal de ESO. El camino de acceso y la nivelación de la cumbre ya se han completado y se espera que las obras de instalación de la cúpula empiecen en 2017.

Tim de Zeeuw, Director General de ESO, ha declarado: "El E-ELT hará descubrimientos que, simplemente, no podemos imaginar a día de hoy, y será un motor para que personas de todo el mundo piensen en la ciencia, la tecnología y en cuál es nuestro lugar en el universo. La firma de hoy es un paso clave para tener al E-ELT listo en 2024".

Lea la nota completa haciendo clic aquí.

Fuente: ESO