Consiste en la vigilancia continua del estado de los enlaces entre sedes, servicios (como el sitio web institucional o el servidor de correos de una institución) o un equipo.

Si se detecta una falla en uno de los puntos en observación, de acuerdo con el protocolo de aviso acordado con la institución que ha solicitado el servicio, el Centro de Operaciones de REUNA activa en forma inmediata la alerta, informando la ocurrencia del evento a la persona designada.